Reseñas Históricas de la línea

Sumario

1853-1885: Del deseo de los habitantes de Olorón al 1er Convenio Internacional

1885-1907: Una tardía adopción del proyecto de Somport

1902-1928: Construcción de la línea Oloron- Canfranc

18 de julio 1928: Inauguración del paso transpirenaico, recepción en Canfranc y Forges d’Abel

La construcción de transpirenaico occidental

Cruzar el Somport a través del paso transpirenaico occidental, también llamado ” Pau- Canfranc », se asemeja a una larga lucha. Propuesto inicialmente en 1853 y posteriormente retomado por el joven diputado Louis Barthou a partir de 1889, el proyecto se aprueba finalmente por el Parlamento en 1907 y la línea se completa en 1928 !

75 años de discusión, de espera, de obstáculos para la construcción de esta línea que a día de hoy es histórica.

1853-1885: Del deseo de los habitantes de Olorón al 1er Convenio Internacional

En sus inicios, un proyecto de Oloron

Planteado en primer lugar por la ciudad de Olorón, seguido por el valle de Aspe, el deseo de un enlace ferroviario a través de Somport se hace público en 1853 por el Béarn y Aragón, cuando el tren no había llegado todavía a los Pirineos.

En el año 1864, el ingeniero Bourra propone una primera ruta, la cual será impracticable con tracción a vapor.

El mismo año se abre la línea transfronteriza Irún – Bayona, que trae como consecuencia el beneficiarse los intercambios comerciales entre el Béarn y Aragón. Es entonces cuando se plantea la necesidad de un proyecto de vía Pau- Oloron -Zaragoza, para restaurar el tráfico y acortar las distancias con el centro de España. En 1878, la ruta Aspois es apoyada por el Consejo General de Basses-Pyrénées y la ciudad de Pau, con la llegada además del tren a Oloron.

Veinte años de negociaciones para un convenio que no se aplica

En 1885, se firma, por iniciativa española, un concenio internacional. Después de 20 años de negociaciones, el convenio prevé la construcción de dos enlaces transpirenaicos, Oloron- Canfranc y Saint Girons – Lérida sin ningún interés económico para España. Debido a las dificultades económicas, Francia no muestra interés por este convenio, sin embargo, el proyecto no se abandona…

1885-1907: Una tardía adopción del proyecto de Somport

Promesa electoral del candidato Barthou

En 1889, durante su primera campaña, Louis Barthou asume el compromiso de llevar a buen puerto el dossier Somport a pesar de la dificultad de las relaciones franco- españolas, oponiéndose a la ratificación del Convenio.

En 1893, el ferrocarril llega a 28 km de la frontera de Jaca, factor que anima a Louis Barthou a proponer  la declaración de utilidad pública para la sección Oloron Bedous. En 1897 el procedimiento es finalmente aprobado por el Parlamento. Sin embargo en 1899 se rechaza la construcción del tramo Oloron- Bedous porqué se considera que la línea tiene razón de ser solo si sigue hasta España, condición que en estos momentos es inviable.

Del caso “tramway” a la “transaction” Delcassé

Para superar este impasse se propone un proyecto de tranvía eléctrico entre Oloron y Jaca, propuesta rechazada por el valle de Aspe, que defiende su línea férrea. El expediente seguirá sin respuesta.

Con la llegada de Ariégeois Théophile Delcassé nombrado Ministro de Relaciones Exteriores en 1898, se retoma el proyecto de línea de Somport gracias a su propuesta de sustituir la línea Saint- Girons – Lérida por un cruce Ax-les-Thermes-Ripoll, puesto que el uno no se puede hacer sin el otro.

27 de enero 1907: ratificación del Convenio de 18 de agosto de 1904 para la construcción de las líneas de Ax-les-Thermes-Ripoll, Oloron-Jaca.

50 años de lucha y contención en el distrito de Oloron para hacer realidad la Línea de Somport!

Los trabajos entre Oloron- Bedous comienzan en 1902.

1902-1928: Construcción de la línea Oloron- Canfranc

La gigantesca obra desde Bedous hasta la frontera empieza en 1908, una verdadera hazaña de la ingeniería. Sin embargo, por las dificultades encontradas la obra se retrasa hasta 1928, demorando 10 años la apertura del paso transpirenaico.

La línea Oloron- Bedous se inauguró en 1914

Desde 1906 hasta 1909, Louis Barthou es Consejero de Obras Públicas y los trabajos iniciados en el año 1902 avanzan a pesar de una interrupción durante el verano de 1904.

En 1908, se realiza el desapuntalamiento en el viaducto de Escot liberando un gran arco de piedra. En 1910, el Diputado promete la apertura de la línea en 1912, pero la apertura no se produce hasta el 21 de abril de 1914.

Desde 1980 hasta 1914 trabajan 2.000 personas, el 90% españoles.

Las dificultades de la guerra y de la posguerra

El coste de la reconstrucción de la posguerra ralentiza la obra y la Compagnie du Midi reduce su participación financiera impidiendo  completar la línea. En 1925, tras una manifestación franco-española en Canfranc se crea un comité internacional para acelerar la ejecución del paso transpirenaico. En 1928 la Compagnie du Midi termina la electrificación.

11 de julio 1928: Entrada oficial  del primer tren francés en la estación de Canfranc antes de la inauguración

18 de julio 1928: Inauguración del paso transpirenaico, recepción en Canfranc y Forges d’Abel

La ceremonia de inauguración tiene lugar en la estación de Canfranc, con la  presencia del Rey de España, Alfonso XIII y su Jefe de Gobierno, el General Primo de Rivera y el Presidente de la República francesa, Gaston Doumergue acompañado por Louis Barthou. Por temor a un ataque anarquista, la fuerte presencia policial al acto impidió el disfrute a los habitantes de Canfranc.

El municipio homenajea a Louis Barthou demostrando su “afectuosa gratitud”. Louis Barthou cumplió su promesa hecha en el año 1889!

Las dificultades del mañana

En 1934 en plena depresión económica, el sueño se convierte en una realidad muy decepcionante, los modestos flujos de pasajeros y de mercancías causan una gran decepción a ambos lados de los Pirineos.

La odisea de la línea Pau-Canfranc termina una mañana de invierno, el 27 de marzo de 1970, con el descarrilamiento del tren que destruye el puente Estanguet. La compañía SNCF aprovecha esta oportunidad para dejar de explotar este eje deficitario.

Se abre entonces otra lucha para los defensores de esta vía internacional, la de la reactivación de la circulación, atravesar los Pirineos despierta a día de hoy tantas pasiones como en el siglo XIX…